Nueve equivocaciones frecuentes de los horticultores principiantes

Nueve equivocaciones frecuentes de los horticultores pricipiantes

Nueve equivocaciones frecuentes de los horticultores principiantesHola amig@s, normalmente empezamos tod@s cometiendo los mismos errores cuando queremos cultivar nuestros propios alimentos ecológicos en un huerto (ya sea en el campo o en la ciudad). He querido recopilar algunos ejemplos de estos errores más comunes para que evites cometerlos y avancéis mucho más rápido en vuestra aventura hortelana.

Utilizar productos sintéticos

Desde que comenzamos a crear nuestra huerta es posible que empecemos a preparar nuestros propios fertilizantes naturales, compost orgánico, repelentes de plagas y enfermedades, mejorantes y otros remedios ecológicos que nos ayudan a mejorar las condiciones de la tierra de cultivo y de las plantas.

Recurrir a productos artificiales creados a partir de químicos de síntesis perjudica al suelo de cultivo y por ende a las plantas a medio y largo plazo. No hay necesidad de recurrir a ellos cuando tenemos tantas opciones para utilizar, y muchas de estas opciones pueden ser gratuitas o a costes muy bajos.

Además el uso de productos artificiales puede tener algunos efectos muy perjudiciales en animales tan importantes para mantener la biodiversidad hortícola como los polinizadores, entre ellos las abejas.

Para mejorar la calidad y fertilidad de la tierra y obtener plantas fuertes y buenas cosechas: opta por lo natural, lo que se ha estado utilizando “toda la vida” antes de la irónicamente llamada revolución verde.

Utilizar semillas híbridas en lugar de semillas ecológicas

Nueve equivocaciones frecuentes de los horticultores principiantes_semillasTe has comprado unas semillas, las siembras, van creciendo las plantas, dan sus frutos y sacas las semillas para poder cultivarlas la temporada que viene. Olvídate. Las semillas híbridas no te permiten obtener semillas fértiles de las plantas, es decir, que nunca germinarán y cada año tendrás que comprar semillas de nuevo.

Asegúrate siempre de que usas semillas ecológicas y autóctonas y así podrás ir creando tu banco de semillas en el que ir almacenándolas para sembrar en otras temporadas y así no necesitas comprar más semillas. Esto te permitirá poder intercambiar semillas con otros hortelanos y cultivar otras variedades de plantas y así podrás ir aumentando la biodiversidad de tu huerta.

Regar superficialmente

Los riegos poco profundos son el otro extremo del exceso de riego. Muchas veces se riega la parte aérea pero sin embargo las raíces obtienen muy poca agua, y recordemos que las plantas “beben” agua a través de sus raíces. Una forma de ver si las plantas necesitan más agua es que por las tardes (especialmente durante los meses de calor) las hojas están un poco dobladas hacia abajo, ahí es cuando deberíamos regar.

Además los riegos insuficientes provocan una falta de desarrollo en las raíces y éstas no pueden crecer de forma más profunda en la tierra. Para realizar buenos riegos no tienes que aumentar la frecuencia con la que riegas, sólo tienes que aumentar la cantidad de agua de riego. El riego por goteo es una buena opción porque nos ayuda a usar el agua de forma sostenible mientras que favorece los riegos profundos.

No mejorar el suelo de cultivo

Nueve equivocaciones frecuentes de los horticultores principiantes_phNo podemos olvidar que la tierra es un organismo vivo y está cambiando constantemente. El agua de lluvia, los riegos excesivos, etc. pueden hacer fluctuar las condiciones del suelo porque pueden arrastrar los nutrientes y erosionar la tierra. Algunas de las hortalizas que cultivamos necesitan más nutrientes que otras

Es importante comprobar el pH del suelo antes de sembrar, pero también se debe ir comprobando en la principal época de siembras y a medida que pasa el tiempo porque éste puede cambiar. El compost y el humus de lombriz tienen un efecto regulador en la tierra y lo mantienen estable.

Regar demasiado

Muchas veces el entusiasmo de empezar un huerto nos lleva a ser muy generosos con el agua, demasiado generosos. Los semilleros o planteles necesitan riegos constantes pero escasos en cuanto a cantidad de agua que aportamos en cada riego. Pero una vez que las semillas han germinado y ha crecido la plántula, ésta ya ha desarrollado las raíces, por lo que debemos ir espaciando los riegos.

Las raíces de las plantas son sensibles al exceso de agua y si regamos mucho y el suelo no tiene buen drenaje van a estar gran parte del  tiempo en agua y ésto puede provocar la pudrición de las raíces, se ahogan y no se puede llevar a cabo la respiración.

Las plantas que son regadas continuamente en exceso suelen ser más blandas, sensibles y se marchitan más fácilmente al sol.

Sembrar fuera de temporada

Muchas veces en un momento dado nos emocionamos, empezamos a montar nuestro huerto y no caemos en la cuenta de que las plantas tienen su ciclo de vida en función de las estaciones, es decir, no podemos sembrar cualquier planta hortícola en cualquier momento del año.

Seguro que en muchas ocasiones se siembran semillas y germinan sólo una pocas (o ninguna), o se cortan esquejes y apenas echan raíces y mueren cuando los plantamos. Esto ocurre muchas veces porque no es el momento del año más propicio para hacerlo.

Para que siempre tengas muy claro qué plantar o sembrar en tu huerta ecológica, consulta el calendario de siembras para obtener los mejores resultados.

No preparar semilleros

Nueve equivocaciones frecuentes de los horticultores principiantes_semillerosEs muy típico que, ya sea por puro desconocimiento o por vaguería, no preparamos los semilleros y sembramos directamente en el suelo o la maceta. Si las condiciones meteorológicas son las óptimas para que la semilla germine no pasa nada, pero esto es difícil. En los semilleros las semillas tienen mayor probabilidad de germinar porque podemos controlar mucho mejor la temperatura y humedad que necesitan. Además, en ocasiones el suelo puede ser demasiado duro y ésto dificulta el desarrollo de las pequeñas raíces de la plántula.

Preparar semilleros o planteles es sencillo y una buena forma de empezar tu huerto ¡no los olvides!

Sembrar plantas que necesitan pleno sol en la sombra

Muchas veces por desconocimiento ubicamos a las plantas en el sitio equivocado y claro, luego surgen problemas durante el crecimiento de éstas. Si plantamos una tomatera en una zona sombría vamos a estar limitando muchísimo su crecimiento y la cantidad y calidad de los frutos que nos va a dar.

La mayoría de las plantas, tanto hortícolas como ornamentales, necesitan sol durante su crecimiento y así es como podemos sacar el máximo rendimiento de éstas. Si en tu caso sólo tienes espacio con semisombra para crear tu huerto ecológico, no te preocupes, hay plantas que podemos cultivar en semisombra.

Plantar las mismas plantas en los mismos sitios cada año

Cultivar las mismas plantas en el mismo punto donde lo hicimos anteriormente es muy común. Hacer esto es un gran error porque estaremos favoreciendo la proliferación de plagas y enfermedades a la vez que empobrecemos el suelo y no somos capaces de aprovechar los macro y micronutrientes que posee.

Para romper el ciclo de los insectos plaga debemos poner en práctica la rotación de cultivos porque así éstos no son capaces de proliferar, ya que sólo lo hacen en ciertas plantas concretas y si plantamos otras diferentes no serán capaces de multiplicarse.

Nueve equivocaciones frecuentes de los horticultores pricipiantes

Si te ha gustado este artículo, no olvides compartirlo en tus redes sociales. Gracias por tu visita y un saludo !!!

About The Author

Inquieto

Relacionados

Deja un comentario