Tareas para iniciar un huerto: Herramientas, tipos de cultivo, preparando la tierra y necesidades de nutrientes

Tareas para iniciar un huerto: Herramientas, tipos de cultivo, preparando la tierra y necesidades de nutrientes

Tareas para iniciar un huerto_destHola amig@s de oloratierra !!! No hay nada más gratificante que comer lo que tú mismo has cultivado. Este post de hoy va dirigido a tod@s aquell@s que quieran iniciar un huerto y que a la larga se mantenga sin problemas. Un huerto es un lugar en el cual germinarán y crecerán nuestras semillas temporada tras temporada y nada mejor que empezar generando unas buenas condiciones y un buen suelo. Hay que darle importancia a este aspecto, porque por muy bien que nos funcione el huerto el primer o segundo año, si no cuidamos algunos detalles al principio, lo pagaremos más tarde y nuestro huerto irá empeorando.

Cómo debe ser un buen suelo

Uno de los principales problemas que nos encontramos al iniciar el huerto es el suelo, si este lleva tiempo sin ser trabajado, puede estar demasiado compacto y/o con poca materia orgánica, con muchas calizas o arcillas que van a influir de forma negativa en los cultivos.
Tareas para iniciar un huerto mantillo y materia orgánicaLo mejor es tener un suelo esponjoso y que el dedo indice se pueda introducir en la tierra fácilmente. Si necesitamos incorporar materia orgánica, lo podemos hacer mediante compost y estiércol, de esta forma tendremos un suelo mullido y con alimento para nuestros cultivos.

Herramientas básicas necesarias

Para preparar el terreno son necesarias algunas herramientas, las hay de muchos tipos y para tareas mas específicas, pero las básicas para dejar el terreno en un estado óptimo son:

  • Las Azadas: Hay diferentes tipos y tamaños y cada una cumple una función. Tenemos la binadera, que se usa para romper el suelo, la darra para escardar entre lineas y binar, la almacofre para hacer surcos.
  • La Pala: Se utiliza para movimientos de tierra, compost, abono, tierra vegetal, etc…
  • El rastrillo: Se utiliza para dejar limpio y preparado el suelo para plantar, con el quitamos terrones, malas hierbas y nivelamos la zona.
  • La Horca: Se utiliza para remover el compost en descomposición y para arrancar de raíz algunas hierbas de la parcela.
  • La Carretilla: Muy útil para transportar tierra, compost, herramientas, planteles…etc
  • La Criba: Esta es una herramienta muy parecida a un colador. Se utiliza para cribar el compost y separar los trozos más gruesos y el material que aún no se ha compostado

Tareas para iniciar un huerto_HERRAMIENTAS

Cómo preparar el suelo

Punto de sazón o tempero: Se refiere a la humedad de la tierra y es el momento mas indicado para trabajar de forma cómoda el suelo. La tierra no debe estar ni demasiado húmeda ni demasiada seca. Lo ideal es darle previamente un ligero riego. Sabremos si está demasiado húmeda, porque al mover la tierra con la azada, se formarán bolas de barro.

Orden de las tareas para preparar el suelo:

  1. – EN PRIMER LUGAR: EL ROZADO: Consiste en eliminar de la superficie toda la vegetación existente. EXCEPTO si detectamos algunas plantas que nos pueden ser útiles para el huerto, que podemos apartarlas y almacenarlas para un uso posterior. Algunas adventicias que nos pueden interesar son: Ortiga, Llantén, Estramonio, Verdolaga, Matricaria o Acedera
  2. – EN SEGUNDO LUGAR: EL LABOREO: Esta tarea consiste en remover el suelo, bien con la azada o el moto-cultor hasta conseguir una profundidad de unos 50 cm
  3. – EN TERCER LUGAR: EL ABONADO: Agregamos al suelo tierra vegetal, compost y estiércol. Hay que tener en cuenta que el estiércol cuando es fresco necesita madurar durante algún tiempo para que no queme las semillas o plántulas.
    Las cantidad aproximada de abono es será de unos 4 o 5 kilos por metro cuadrado (una capa de unos 5 centimetros por encima de la tierra). Si el suelo se compacta o agrieta con facilidad, podemos añadir arena de río para mejorar la estructura y porosidad
  4. – EN CUARTO LUGAR: EL ACOLCHADO O MULCHING: Esta tarea consiste en cubrir toda la superficie que vamos a cultivar de restos de compost, paja, hojas secas, corteza de pino, serrín… y su función es la de retener la humedad, evitar la erosión, que se formen costras y mantenerlo mullido. PREPARAR EL ACOLCHADO ES MUY IMPORTANTE, YA QUE AHORRAREMOS BASTANTE AGUA EN LOS RIEGOS.

Cada tipo de material para el acolchado tiene sus ventajas, por ejemplo:

  • Acículas de pino: Estas están indicadas para cultivos que requieren de un suelo ácido como los arándanos, las fresas, la patata o el ajo
    Poda de hierba: Esta es la más común y fácil de conseguir. Este material para el acolchado, agrega nitrógeno al suelo y otros nutrientes
    Restos de hojas: Si se cortan o trituran previamente ayudan a aumentar la humedad.
    Serrín: Los trozos o astillas de serrín (que no estén tratados con químicos) ayuda a mantener el suelo húmedo y fresco.

Tipos de cultivo

una vez realizadas las tareas de preparación de la tierra, podemos utilizar de tres formas diferentes la tierra: Era, Caballón y Bancal

La Era se forma amontonando la tierra formando una superficie sin terrones y lisa con el mismo nivel que el suelo, nunca más alto.

Cultivo en Eras

Cultivo en Eras

El Caballón o Surco es el más tradicional y conocido, se forma dejando una loma levantada y entre el medio surco se deja pasar el agua. Esta forma es la más recomendada para el cultivo de cucurbitáceas y patatas.

Cultivo en caballón

Cultivo en caballón

El bancal es el más recomendable, sobre todo para el cultivo de hortalizas y tiene la ventaja de aprovechar al máximo el espacio de cultivo. Se utiliza en huertos familiares y urbanos donde el espacio es muy limitado. Su anchura no debe exceder de 1,20 m. y su longitud dependerá del espacio disponible. Se delimita con tablas o bardos en forma de cuadrado o rectángulo. Con este sistema se disminuye el laboreo anual, ya que al no pisar dentro del área, la tierra no se compacta y está protegida de la erosión.

Cultivo en bancal

Cultivo en bancal

Necesidad de nutrientes

Nos podemos hacer una ligera idea de la cantidad de micro-nutrientes  y macro-nutrientes que hay en la tierra si observamos con detalle los cultivos.

Macro-nutrientes:

Son los nutrientes principales de nuestros cultivos y normalmente se pueden encontrar en grandes cantidades en la tierra

1.- NITRÓGENO (N):

  • Causa: La escasez de nitrógeno se debe a la falta de materia orgánica. También es muy frecuente en plantas cultivadas en contenedores o macetas.
  • Síntoma: Brotes finos y cortos, de porte erguido y delgado. En los estados iniciales de crecimiento las hojas son pálidas y pequeñas, después pueden surgir manchas de color rojo, púrpura, naranja o amarillo.
  • Solución: agregar abono verde o compost

2.- FÓSFORO (P):

  • Causa: La escasez o ausencia de fósforo se suele dar en zonas arcillosas, también puede ocurrir en zonas lluviosas o en épocas de mucha lluvia
  • Síntoma: Son muy parecidos a los de la falta de nitrógeno y con más frecuencia las hojas son verdiazules y aparecen puntos de color púrpura en vez de rojos o amarillos
  • Solución: Se puede remediar agregando harina de huesos a razón de unos 150 gramos por metro cuadrado

3.- POTASIO (K):

  • Causa: Se suele dar en tierras arcillosas y los cultivos necesitan de este nutriente son las judías, tomates o patatas, también en los frutales. Aunque se suele dar más en tierras con turba y arena
  • Síntoma: Hojas pálidas de color verde azulado con manchas marrones, retraso en el crecimiento de la planta y a veces se doblan hacia abajo
  • Solución: Se corrige aplicando cenizas de madera o materia orgánica (las cenizas deben ser de madera sin tratar)

3.- MAGNESIO (Mg):

  • Causa: Se bloquea con exceso de potasio, se lixivia muy fácilmente y su ausencia es muy común en todas las plantas
  • Síntoma: Aparece clorosis en las hojas mas viejas (amarillean) y se va extendiendo hacia la parte superior.
  • Solución: Agregar al agua de riego Sales de Epson a una proporción de 1 gr./L.

3.- CALCIO (Ca):

  • Causa: Suele ocurrir en suelos con demasiada turba.
  • Síntoma: Podredumbre apical en los tomates, pimientos o berenjenas. También amarga las manzanas.
  • Solución: Agregar cáscara de huevo triturada. No abusar de este remedio, ya que puede modificar el ph de la tierra conviertiéndolo en más básico

Micro-nutrientes:

1.- Hierro:

  • Causa: Se suele dar en suelos alcalinos con un Ph superior a 7.5
  • Síntoma: Abrasamiento en brotes jóvenes, en casos extremos hasta la punta apical y bordes de las hojas
  • Solución: Incorporar a la tierra materia ácida como helechos triturados o turba

2.- Manganeso:

  • Causa: Suele aparecer cuando el Ph es muy alcalino (básico) unido a una deficiencia de Hierro o en épocas de mucha lluvia, ya que en suelos húmedos tiende a bloquearse.
  • Síntoma: Muy parecido a la deficiencia de magnesio, aparece clorosis en las hojas
  • Solución: Incorporar a la tierra materia ácida como helechos triturados o turba

3.- Boro:

  • Causa: Una cantidad excesiva de cal
  • Síntoma: Solo se da en síntomas específicos en cultivos de nabos, remolacha  perales
  • Solución: Aplicaciones foliares al 0.05% en Boro

4.- Molibdeno:

  • Causa: aparece en suelos ácidos
  • Síntoma: Solo se da en el cultivo de coles y puede apreciarse en el desarrollo de las hojas que suelen ser delgadas y arrugadas. tampoco se desarrollan las cabezas
  • Solución: Encalar antes de trasplantar o sembrar

Tipo de riego

Una vez que tenemos acondicionado el terreno, debemos decidir el tipo de riego, ya que cada cada una de las formas del suelo, requiere un tipo diferente de riego.

Si hemos formado caballones o surcos, el más recomendable es riego a manta. Este tipo de riego consiste en inundar los surcos y dejar que el agua haga el recorrido, requiere de mantenimiento, ya que el agua va erosionando la loma cuando hace el recorrido. Este tipo de riego se aconseja en zonas de la ribera, donde se abren las acequias y el agua hace su recorrido y su principal inconveniente es que se gasta más del doble de agua.

Para la opción de los bancales, el más recomendado el riego por goteo. Se pueden instalar los goteros complementados con un programador que nos ahorrará mucha agua y tiempo.

También se pueden utilizar otros tipos, como los micro-aspersores, que consumen menos que los aspersores tradicionales para césped. Estos también se pueden utilizar en eras o caballones, pero su eficacia no es comparable a la de los goteros y su coste es más elevado.

Una vez preparado el huerto, puedes consultar este calendario de siembra y lunar para saber que cultivos son los de la temporada

Bueno amig@s… y esto es todo por el momento, espero que con estos consejos básicos, podáis iniciar vuestro huerto y que podáis disfrutar de riquísimos tomates, jugosas fresas, ricas y frescas lechugas o cualquier otro tipo de fruta,  hortaliza o verdura que más sea de vuestro agrado

Tareas para iniciar un huerto: Herramientas, tipos de cultivo, preparando la tierra y necesidades de nutrientes

¿Te ha gustado este artículo…? No olvides compartirlo en tus redes sociales !!! Gracias por tu visita.

About The Author

Inquieto

Relacionados

Deja un comentario